TPV en la nube o local

tpv-terminal-punto-de-venta

Un TPV es en su definición simple un punto de venta para tiendas. Un TPV por lo general consta de un equipo informático (ordenador), un monitor (táctil o no), teclado, ratón, impresora de tikets y lector de códigos de barras.

Muchas empresas venden TPV con programas especializados de ventas pero en la mayoría de ocasiones tienen un coste bastante elevado. Nuestra propuesta consiste en montar un TPV en cualquier ordenador con Windows y únicamente comprar la impresora de tikets y el lector de códigos de barras. Incluso un ordenador de segunda mano podría ser excelente para esta función ya que un punto de venta no es nada exigente.

Ofrecemos 2 posibilidades de montar un TPV para una tienda: En la nube o físico.

TPV en la nube

El TPV en la nube es un programa de gestión que generalmente integramos en la página web al cual se puede tener acceso desde cualquier equipo informático, ordenador, tableta, móvil e incluso televisor que dispongan de acceso a Internet y un navegador.

 

  • Desventajas: Requiere de conexión a Internet. Los informes de ventas se almacenan en la nube y es necesario imprimirlos cada cierto tiempo para temas de gestión administrativa.
  • Ventajas: Se puede trabajar con cualquier dispositivo. Ordenador PC, Mac, tableta o teléfono móvil y en caso de avería basta con cambiar de dispositivo para continuar con las ventas. Además se puede sincronizar con una web online (tienda en línea) para compartir productos stock e informes de vetas por separado.

TPV local

El TPV físico no requiere conexión a Internet. Consiste en montar un ordenador nuevo o de segunda mano y añadirle una impresora de tickets y si fuese necesario… lector de códigos de barras y cajón portamonedas. Después de eso solo quedaría implementar una solución de gestión para las ventas y añadir los productos.

  • Desventajas: Es necesario hacer copias de seguridad periódicas o tener un RAID 1 (mirror) porque en caso de avería en el disco se puede perder todo el trabajo no respaldado.
  • Ventajas: No requiere conexión a Internet y se puede cerrar caja diariamente.

¿Cuál es el coste de un TPV local?

Veamos… una impresora térmica suele costar alrededor de los 120 – 150€, la ventaja es que no gastan tinta porque imprimen quemando el papel. El lector de códigos de barras puede costar sobre los 20€ y un ordenador de segunda mano puede salir incluso gratis  en muchas ocasiones. En caso de no poder conseguir uno de segunda mano gratis se puede recurrir a comprar uno nuevo económico (250€ + monitor) o adquirir de segunda mano tanto el monitor como el ordenador (150€ aprox).

Si ya tenemos todo lo necesario únicamente falta instalar la solución de punto de venta por la que no cobramos absolutamente nada, únicamente cobramos por la mano de obra, tiempo invertido en instalación, configuración e importación de productos. Los clientes pueden optar por añadir los productos ellos mismos y así reducir el coste.

Instalación, configuración e importación de hasta 40 productos 150€

¿Prefieres un TPV en la nube?

El coste de montar un TPV en la nube es muy variable porque depende de muchos factores. Si el negocio ya tiene página web, con que sistema está montada, el precio anual del mantenimiento que varía de un proveedor a otro como ocurre en el caso de la telefonía

Con una web e-commerce y un TPV en la nube se puede vender a cualquier parte del mundo, con la posibilidad de elegir que productos se muestran en la tienda online y cuales se muestran sólo en el TPV local.