Web creada con wordpressHay varias posibilidades a la hora de hacer una web con WordPress y cada una tiene su precio.

Es un tema delicado. Cada diseñador, programador, cliente, agencia, etc. tiene su opinión al respecto y en este debate suelen saltar chispas… a mi parecer la creación de un sitio web con WordPress es una de las mejores opciones (si se hace bien).

Hay tres aspectos fundamentales a la hora de definir el precio de la web:

  1. Valor que aporta la web al cliente.
  2. Conocimientos y experiencia del programador/diseñador.
  3. Tiempo que se va a ahorrar el cliente contratando a un profesional en lugar de crear la web él mismo

El valor que una web hecha con WordPress le aporta al cliente

Para empezar te diré que el título del post me chirría. Hablar del coste de una web supone hablar de un gasto, cuando en realidad deberíamos hablar de una inversión.

¿Qué esperas obtener de tu web? ¿Visibilidad? ¿Potenciales clientes? ¿Ventas directas?

Si tu propósito es montar una web profesional que te ayude con tu negocio en internet, deberías pensar en WordPress como una herramienta. La más importante de todas.

Sin embargo, muchos clientes todavía perciben las páginas web como un gasto. “Yo quiero algo sencillito para estar en internet porque me han dicho que tengo que estar”.

Evidentemente esos clientes desconocen el potencial que supone para su negocio el tener una página web profesional. Desde mi punto de vista este es el motivo principal por el que pueden considerar que una web es cara.Código de WordPress ¿Cuanto cuesta una web creada con WordPress?

Conocimientos y experiencia con WordPress del diseñador

Seamos sinceros… Todo el que se lo proponga puede hacer una web con WordPress. Otra cosa es el resultado que consiga.

Hay cientos de tutoriales en internet sobre cómo montar tu web en WordPress desde cero y ésta es una excelente opción si no necesitas una web profesional.

Pero si pretendes que tu web sea una herramienta valiosa a nivel profesional, necesitas que esté bien hecha.

Cuando visitas una web fea, descuidada, con una composición caótica, etc. piensas más o menos lo mismo que si entras en un restaurante y te encuentras una cucaracha. En salir de ahí cuanto antes.

Una persona sin conocimientos avanzados sobre WordPress será capaz de publicar una web pero, en principio, no conseguirá los resultados de un profesional.

Es lógico, no puede saber tanto como alguien que lleva años trabajando a diario con WordPress.

Theme, plugins, SEO, optimización de la velocidad, formularios de contacto, sidebars, widgets, responsive design, ubicación de los formularios de suscripción, licencias de uso de las imágenes, política de privacidad y de cookies, etiquetas, vinculación con Analytics, listas de email marketing, mapa de calor, categorías, usabilidad, páginas, optimización de imágenes, entradas, traducciones localizadas, taxonomías, etc.

Todas esas cosas hay que tener en cuenta cuando se hace una web en WordPress. Y más.

Eso sin hablar del diseño. Sin conocimientos de Html y CSS las posibilidades de personalización se reducen considerablemente.

No hay mucha gente, que no sea profesional del diseño web con WordPress, capaz de hacer una página de alta calidad.

Esto me lleva al tercer punto. Si alguien no profesional se empapa de tutoriales y al final consigue un buen resultado habrá sido a costa de invertir su tiempo. Y seguramente bastante.

Tiempo que se va a ahorrar el cliente contratando a un profesional

Vale, demos por hecho que el cliente es capaz de hacer la web por su cuenta, con la misma calidad que lo haría un diseñador profesional.

¿Cuánto tiempo tendría que invertir para conseguirlo? Te comento otro caso reciente.

Desde hace un mes y medio recibo correos de una chica que está intentando montar una web corporativa por su cuenta. Tenía conocimientos muy básicos de WordPress cuando empezó.

El martes de esta semana me escribió porque por fin la ha terminado. Estaba súper contenta.

El tema es que para llegar hasta aquí ha pasado por 3 themes, un montón de plugins y alguna que otra fase de crisis existencial porque no le salía lo que quería hacer.

Ella misma me decía que se habla mucho de lo fácil que es WordPress, pero que no le había resultado tan sencillo, que le costaba mucho dejar las cosas a su gusto.

Y es normal.

WordPress es muy fácil en cuanto a la creación y gestión de entradas y páginas, pero hacer la web desde cero y que te quede bien tiene más miga.

Si esa web la hubiera hecho yo, le habría costado 600€ y la habría tenido funcionando en menos de una semana.

Por lo que ella me ha dicho, durante este tiempo se ha dedicado en exclusiva a este proyecto así que, echando una cuenta por encima, habrá invertido mínimo 150 horas.

Es como si hubiera trabajado por 4€ la hora.

Ah! No, espera. Que tuvo que comprar 3 themes porque se equivocó en la elección 2 veces. Eso son otros 90€ que ha gastado.

Su hora de trabajo le ha salido a 3,40€.

Peleándose con la web y empezando su proyecto un mes más tarde de lo que habría podido.

¿Merece la pena?

Cada uno que lo valore.

A %d blogueros les gusta esto: