Primeros pasos para crear un sitio web

Antes de empezar a crear un sitio web es necesario tener en cuenta algunos detalles, factores importantes que pueden ocasionar problemas y desajustes si no están detallados desde el principio.

¿Qué necesitamos para crear una web?

1. Contenido completo antes de empezar

Envíe todo el material terminado. Es probable que no lo tenga, y que quiera ver algo para aprobarlo antes de enviarte el contenido pero eso me hace trabajar doble y le aumentaría sus costes.

Aquí comienzan los problemas: ¿hay imágenes, o no las hay? ¿van estas asociadas al texto, o son de relleno y puedes ponerlas donde quieras? ¿hay gráficas? ¿de que tipo? ¿hay citas o textos explicativos paralelos al texto principal? ¿cuantos grados tiene la jerarquía de textos? Todos estos elementos deben ser tenidos en cuenta antes de empezar a meter contenido, no sólo para hacer bien la previsión del espacio, sino porque tendrán que ser diseñados también para que se integren elegantemente junto al texto. Hacerlo sobre la marcha puede significar que nos queden espacios vacíos, que la página se descompense, que parezca “apretada”, etc.

2. Estudia la composición

Una vez que tienes todo el material ya puedes empezar a pensar en cómo se va a ver. Pregunta al cliente si quiere que sea de un tamaño en concreto, no vaya a ser que lo quiera como el resto de sus publicaciones y tu hayas hecho la composición apaisada.

No está de más que el cliente  envíe  un artículo y escriba en el los valores de los márgenes, espacios, cuerpos de la tipografía, etc. Url de web que le gusten  Así  tendré siempre visible para los pasos siguientes. Y sobretodo se evitan malos entendidos

3. Tipografías

Cuando estés realizando la composición, ten un cuidado especial con las tipografías. En una pieza donde el texto va a ser el protagonista, va a ser el transmisor del contenido y va a ocupar el 70% de nuestra página, tenemos que estudiar bien las fuentes que vamos a usar.

En caso de dudas, elige una que tenga una familia extensa y completa. Os ahorrará quebraderos de cabeza.

4. Planteamiento de objetivos para tu página web

  • Breve descripción de los contenidos de la página, su título principal, etc.
  • Finalidad que persigo al hacerla (informar, hacer negocio, entretener, etc.)
  • Páginas parecidas a la mía, qué puedo ofrecer yo que no tengan ellas para atraer a mi público objetivo, etc.
  • Hardware, software, documentación que necesito para realizarla y de qué dispongo realmente.
  • Describir cuál es mi publico objetivo, nivel informático, idiomas, intereses, problemas físicos, etc. para adaptar la página a sus características.
  • Dónde se va a visualizar la web; navegadores más utilizados, plugins, elementos específicos, etc.

5. Estructurar el contenido de la página

Es conveniente que dibujemos un organigrama con todas las partes del sitio web, distribuyendo el texto, los gráficos, los vínculos a otros documentos y otros objetos multi-media que se consideren pertinentes, mediante el cual ir creando la estructura de la página web. Antes de empezar a desarrollar tu página web en el ordenador, debes tener muy claro cuáles serán sus contenidos, su estructura, el nombre de la página, etc. cosas que no se deben hacer sobre la marcha para evitar rectificaciones innecesarias, trabajo inútil y pérdidas de tiempo. Hay varias maneras de estructurar el contenido de una web:

En árbol: Esta estructura está compuesta por una página principal que enlaza con otras páginas, las cuales, a su vez, enlazan con otras páginas de nivel inferior. De esta manera se agrupan las páginas web en niveles, de tal modo que para llegar del primero al último se debe pasar por todos los intermedios. Esta estructura es poco navegable si tenemos una web con muchas páginas, porque para ver las páginas de otra rama tenemos que retroceder hasta la página principal, haciendo la navegación muy pesada.

arbol

En lista: Esta estructura es la opuesta a la anterior. En ella no existe página principal ya que todas están en el mismo nivel. Para llegar a la última página hay que recorrer todas las anteriores. Es una estructuración muy adecuada para la presentación de manuales o aplicaciones donde el usuario deba recorrer forzosamente una serie de páginas web para conseguir su objetivo.

lista

Mixta: Esta estructura es una combinación de las dos anteriores. Las páginas están jerarquizadas en niveles, los cuales a su vez están conectados entre sí en forma de lista. Esta estructura es mucho más navegable y práctica, puesto que permite poder desplazarse de rama en rama sin necesidad de volver a la página principal para hacerlo.

mixta

En red: Esta estructura supone que todas las páginas de la web están conectadas entre sí, por lo que es una estructura más compleja y menos ordenada. Su ventaja es que desde cada página podemos ir a cualquier otra del sitio. No obstante, requiere mucha planificación para evitar ofrecer al visitante un caos de enlaces innecesarios.

>red

Una vez tengas claro lo que quieres hacer y su estructura básica puedes empezar a recopilar información para confeccionar cada sección de tu página web. Conforme vayas investigando sobre el tema de la web, casi con seguridad irás realizando modificaciones tanto en su estructura como en sus contenidos para adaptarla mejor a lo que has aprendido, por lo que es conveniente que trabajes sobre borradores, no con versiones definitivas, te ahorrarás mucho trabajo. Por ejemplo, puedes haber decidido hacer una web sobre Ferrari, y en cuanto a su diseño querer colocar un menú a la izquierda con las secciones principales, un cuerpo central con el contenido de la sección y una última columna a la derecha donde insertar tu publicidad. No obstante, puede ocurrir fácilmente que al buscar información sobre su escudaría encuentres tanta y tan diversa que llegues a la conclusión de que es más cómodo para los visitantes colocar un menú de navegación específico de la sección en la izquierda y el principal en la derecha para que puedan navegar por la sección con rapidez. Por lo que si ya hiciste la página definitiva de la sección llamada escudaría, tendrás que retocarla para adaptarla a tus nuevas necesidades, lo que supone un gasto de tiempo y esfuerzo innecesario.

6. Diseñar

Una vez tengas hecha la estructura, recopilada bastante información y completado el contenido de varias secciones, tienes suficiente material como para saber con más precisión lo que quieres y puedes pedir presupuesto de tu proyecto.