Restar, para poder sumar…

Este es restar-para-sumarun artículo relacionado con la anterior publicación Todo lo que no suma, resta

En la publicación anterior hablábamos de pensar detenidamente en hacer las cosas bien hechas, primero todos los aspectos imprescindibles y luego poner especial atención en todo aquello que aunque no es imprescindible si es recomendable.

¿Qué queremos decir con esto de restar para sumar? 

Se podría aplicar a multitud de situaciones pero en este sitio hablamos de SEO, queremos hacer una guía para mejorar el posicionamiento web y a veces hay que restar en algunas cosas para poder sumar en otras.

Queremos mejorar en posicionamiento y en este caso lo vamos a hacer mejorando la velocidad de carga de la web, reduciendo código de la página web y eliminando peticiones a scripts de servidores externos que aunque sean rápidos aumentan el tiempo de respuesta y la carga de nuestra web.

¿Cómo? Quitando cosas innecesarias (restamos) la web cargará más deprisa (sumamos) porque tendrá menos código para cargar y tendrá que hacer menos peticiones al servidor puesto que no necesitará acceder a la web de google-analytics.com para cargar los scripts necesarios, además el código de la web se verá reducido y mejorará la proporción Texto – Código del sitio web.

¿Qué es la proporción de Texto – Código?

El “código” es todo lo que tiene una página web que el usuario no puede ver porque es contenido no visible (funciones, variables, estilos, tags…) y el “texto” es todo el contenido escrito que el usuario puede ver en la página web. Si el porcentaje de texto que el usuario puede ver es de un 14% o superior estamos en el buen camino. Podemos mejorar esto añadiendo más texto pero tampoco se trata de escribir parrafadas por escribir y llenar texto a mansalva, no todo acaba en sumar y sumar, también podemos quitar (restar) código para que la proporción aumente. Podemos aumentar el porcentaje es reduciendo código, quitando scripts como el de Google Analytics si no hacemos mucho uso de esta herramienta de Google… podemos prescindir de la información que nos ofrece reduciendo el código mejoramos la velocidad de carga del sitio web porque no hay que acceder a la web de Google Analytics a buscar ningún script ni php y lo más importante en mi opinión: si quitamos la carga de Google Analytics también podemos quitar toda esa parte de la web que se encarga de informar al usuario de las cookies y procesar si acepta o no procesar si no las acepta y realmente esa parte de código es bastante grande si no se hace realmente uso de Google Analitics recomiendo encarecidamente prescindir de esas estadísticas que ralentizan la carga y añaden código respecto al texto, además de realizar peticiones a servidores externos (a google-analytics.com) 

Hay que recordar que si utilizamos Google Analytics y no informamos a los usuarios dándoles la posibilidad de rechazar esa cookie podemos ser demandados por un usuario y por lo tanto tenemos que tener una parte de código que implementa la función con un mensaje emergente o al pié de la web informando de que la web utiliza cookies y que deben aceptarlas para que se utilicen en su ordenador.

¿QUÉ QUITAR?

EL CÓDIGO

Hay muchas funciones y herramientas a las que realmente no sacamos partido y que nos perjudican más que beneficiarnos. Si la página web que tenéis está creada con WordPress podemos quitar plugins que no utilicemos como por ejemplo los de “Compartir en redes sociales” y que cada uno comparta entrando en su red social y pegando la url o podemos des-instalar el plugin de Jetpack que quita mucho código y varias peticiones al servidor de WordPress.

Existen muchos otros CMS como Drupal que utiliza módulos o Magento, Prestashop, etc… y todos utilizan pequeñas herramientas o extensiones para ofrecer más funciones a la plataforma principal y seguro que hay algo que podamos quitar para mejorar, no todo consiste en sumar y sumar como locos.

Hay que crear con cabeza y poco a poco, lo cómodo es muchas veces contraproducente.

LAS IMÁGENES

Dicen que el contenido es el rey y dicen bien pero no todo consiste en crear un documento con unas palabras mínimas y subir un par de fotos o un video, pero no podemos subir las fotos tal como está porque podemos pasarnos de tamaño (tanto en dimensiones como en calidad y como consecuencia “sumamos” peso) subiendo una imagen tal cual la obtenemos ocupará más de lo necesario y todo el trabajo realizado eliminando código y funciones para mejorar la velocidad serviría de poco. Si subimos una imagen que va a ocupar en pantalla no más de 10cm aprox no podemos subir una foto con una resolución de 1920×1080 que pese 800Kb porque podría pesar más esa imagen que el resto de la página web. ¿Que debemos hacer? Optimizarla ¿Cómo? Reduciendo la resolución, la calidad de la imagen o ambas. Para optimizar una imágen de 1920×1080 que va a ocupar no más de media pantalla en una web es más que suficiente una resolución de 1024×768 o de 800×600, y podemos reducir la calidad a un 65 o un 70% consiguiendo un archivo de buena calidad para un sitio web con un peso de menos de 100Kb ¡un 700% menos!

Está claro que si creamos una web donde vendemos fotos de mucha calidad no podemos optimizarlas pero en una web estándar una foto a pantalla completa no debería de exceder de los 200Kb de tamaño, 0.2Mb aprox.

Reducir peso de las imágenes para aumentar la velocidad de carga y mejorar el SEO

Otra forma de restar para sumar en este caso reducimos calidad para mejorar en velocidad de carga y como consecuencia directa también mejoramos la experiencia del usuario (inmediata) y los resultados de posicionamiento (a medio plazo). 

Podemos optimizar la imágenes con un programa muy parecido a Photoshop pero gratuito llamado Gimp de código libre con licencia GNU que existe tanto para Linux como para Windows y Mac, que podéis descargar desde su web oficial totalmente gratis y utilizarlo tanto como queráis incluso siendo una empresa. 

En mi opinión Gimp solo va un año por detrás de Photoshop y merece la pena apoyar a los programas y plataformas de código libre, sobretodo si están tan cerca de su competencia directa de pago como es este caso

El enlace para ir a la página de descargas oficial de Gimp está más abajo

gimp-editor-imagenes-captura-pantalla

Descargar Gimp

Nota adicional:

Por eso el título del artículo es Restar, para poder sumar, restar en una mínima calidad de imagen que supone una gran mejora y optimizar el código quitando funciones y elementos innecesarios (o de poco uso) para poder sumar en posicionamiento mejorando la velocidad de carga, la relación texto-código y la experiencia del usuario puesto que la web cargará mas rápido y habrá menos abandonos; “Dicen” que si un sitio web tarda más de 2 o 3 segundos en cargar el usuario cierra el sitio y busca otro… si es cierto… no se lo pongamos tan fácil.

A %d blogueros les gusta esto: